Dolor lumbar, dolor cervical: la solución

04_21_13_saludDiaCon la quiropraxia, el dolor lumbar y cervical tiene solución.

El licenciado en kinesiología Ismael Bollano explicó que el paciente llega a la consulta porque tiene algún tipo de dolor. Y ese dolor es, nada más y nada menos, que un reflejo de algún problema que hay en el organismo.

El trabajo de la quiropraxia está en detectar dónde está el problema que interrumpe la comunicación entre el cerebro y el resto del cuerpo, que se traduce en un dolor.

En la columna, la corrección la realizan en forma manual a través de la quiropraxia. Una vez que se produce el ajuste y la corrección del problema, el paciente deja de sentir dolor.

La técnica de la quiropraxia se puede aplicar en muchos casos, e incluso en mujeres embarazadas.