Reimplantaron una mano a joven operario accidentado

manoEn una carrera contrarreloj se organizó un equipo de especialistas para realizar la operación de emergencia que permitió salvar la mano derecha del trabajador accidentado, quien se recupera favorablemente.

Un equipo de profesionales de Florencio Varela, realizó con éxito el reimplante de la mano derecha a un operario de 27 años que sufrió un accidente cuando trabajaba en una fábrica metalúrgica. Es la primera operación de ese tipo que se lleva a cabo en ese centro médico de alta complejidad.

El joven, que se llama Daniel Barbosa Silva y vive en Quilmes, fue llevado de urgencia al hospital y en poco tiempo se organizó al equipo de especialistas necesario para llevar a cabo la operación de emergencia en una carrera contrarreloj, ya que hay un lapso de unas doce horas para poder reimplantar miembros amputados.

“El accidente ocurrió mientras estaba manipulando una amoladora grande, estaba cambiando el disco cuando explotó, saltó y me cortó prácticamente toda la mano. Sólo me quedó agarrada a un pedacito de la piel. Inmediatamente mis compañeros me llevaron a una clínica privada de la Avenida Calchaquí donde me hicieron las primeras curaciones”, recordó Daniel, quien luego fue derivado al Hospital “El Cruce-Néstor Kirchner” por tratarse del único centro asistencial que podía realizar el reimplante.

“La cirugía duró más de tres horas y fue un éxito. El paciente tenía casi perdida la mano por el accidente, pendía de un pedazo de piel”, comentó el doctor Sebastián Valbuena, especialista en miembros superiores y microcirugía, quien encabezó el equipo de especialistas reunido para la operación realizada hace una semana.

“Una vez en el quirófano, primero se le realizó una importante limpieza, se sacaron los tejidos desvitalizados o muertos, se procedió a la estabilización de los huesos, se unieron las arterias y se unieron los tendones y los nervios. De esta manera se logró el reimplante de la mano con éxito”, explicó. Además de Valbuena, el equipo de profesionales estuvo integrado por los doctores Osvaldo Cordano y Emanuel Pereyra y la anestesióloga Julia Fernández.

“Este caso pone de manifiesto el valor que tiene poder contar en el sector público con servicios provistos de tecnología moderna y profesionales entrenados para resolver los traumas y problemas de salud de quienes necesiten asistencia”, sostuvo Arnaldo Medina, el director del establecimiento sanitario.

El funcionario destacó que “la decisión que en su momento tomó Néstor Kirchner de crear este hospital y el importante acompañamiento del intendente de Florencio Varela Julio Pereyra y de los intendentes de la región que pensaron este tipo de hospital para dar respuestas a los problemas de salud de una comunidad necesitada”.

Medina dijo que “de no haber sido así, hoy no podríamos estar dando esta noticia. Por eso es necesario realzar esas decisiones, así como también las contribuciones del gobierno nacional y provincial que hacen posible sostener este hospital”.

“Estoy muy emocionado y agradecido con el hospital ‘El Cruce-Néstor Kirchner’ porque me salvaron la mano. Me atendieron muy bien desde los médicos hasta los enfermeros, no me alcanzan las palabras de agradecimiento para todos”, dijo Daniel, quien permanece internado.

Carmen, la hermana de Daniel, también se declaró “muy agradecida” por la “excelente atención” del personal del hospital. “Los médicos me dicen que la recuperación va muy bien, que están atentos para evitar que aparezca una infección”, comentó.

Según los médicos, la evolución del paciente es favorable y logrará tener movilidad en los dedos, podrá abrirla y cerrar la mano luego de una etapa de rehabilitación.

En febrero pasado, otro equipo de especialistas encabezado por Valbuena llevó a cabo un trasplante de dedo de pie a la mano de un hombre de 38 años que había sufrido un accidente mientras trabajaba como albañil, la primera operación de trasplante de ese tipo llevada a cabo en el Hospital El Cruce-Néstor Kirchner.

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación