Los peligros de la sobremedicación en pediatría

En el último Congreso Nacional de Pediatría se debatió mucho acerca de la sobremedicación, el uso inadecuado de medicamentos que no contribuyen en una acción benéfica para el paciente.

Las formas de sobremedicación pueden ser por la automedicación, cuando la persona o un familiar administran medicamentos sin prescripción médica. Otra forma es cuando un profesional ligado a la salud recomienda un medicamento sin conocer al paciente, por ejemplo, cuando la recomendación la hace un farmacéutico. Y una tercera forma es la que se realiza en el consultorio por la presión de las droguerías o de los propios padres que exigen una solución inmediata para la enfermedad de los niños.

Pero más allá de las formas, lo más grave es que si un niño recibe mucha sobremedicación, la criatura puede llegar a necesitar medicamentos cada vez más fuertes.

La mejor recomendación para evitar consecuencias graves está dirigida a los padres, quienes deben aprender a ser más pacientes y escuchar al profesional, consideró el doctor Sebastián Borghi de Neoclínica. Y a su vez, los profesionales deben saber explicar correcta y pacientemente a los padres.

farmacos