fbpx

La Dra. Ingrid Waisman, un ángel de la guarda para los prematuros

Viviana llegó a Neoclínica con un embarazo de urgencia, su hija, Tania nació prematura con muy bajo peso pero estuvo en las mejores manos, las de la doctora Ingrid Waisman quien desde el primer momento se ocupó de su salud y luego de tres meses, Viviana pudo volver a su casa con Tania y siguiendo los consejos de la doctora. Esta de una de las tantas historias atravesadas por el amor y dedicación de la doctora Ingrid Waisman y su incansable lucha por la salud de los bebés prematuros.